Deja un comentario

¿Quién #NoEs132?: Fauna nociva de la crítica social

“Intentos complementarios [e] inútiles de, por un lado hacer cosas que llenen la vida de algo para que parezca que ésta tenga algún sentido; y a la vez, que mientras las estén haciendo el tiempo no se note, para que así uno sienta que no esta esperando sino que esta actuando.”

 Pablo Fernández Christlieb. Cultura juvenil (conferencia).

Hace años que la expresión “el mundo está de cabeza” perdió sentido; hace meses que los verbos cambiar, cumplir y diferenciar fueron lanzados como cada seis años al lodazal de las elecciones; hace días que muchos vivimos en una ceguera irremediable ante los procesos electorales  porque simplemente no se le puede creer a nadie. Y hace un par de minutos me volví a topar con cientos de actualizaciones igual de carentes de sentido, enlodadas y ciegas en mis cuentas de “redes sociales”, la mayoría en contra del candidato santificado por los medios de comunicación y el olvido del mexicano promedio.

El frenesí desatado a partir del rechazo explícito por parte de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana en México al candidato del PRI marcó un cambio importante:  rompió con el cliché del “estudiante privado” que cumple la función de ser un emisario del mal y  dotó de identidad a las multitudes hartas de la manipulación mediática de las televisoras. Pero también se convirtió en el recoveco perfecto para anidar a las sanguijuelas ideológicas más representativas de la vida pública. Alimañas que se aparecen en cualquier movimiento crítico para secarlo a costa de las metas que este persiga, siempre aplicando un mismo patrón de infección destructiva. La carencia de sentido comienza a manifestarse como un síntoma de infección en el cuerpo joven del movimiento #YoSoy132, por lo cual se presenta el siguiente contenido preventivo.

Las 3 fases de la infección

  • Fase #1- Reconocimiento. En esta fase la sanguijuela busca un huésped en el cual alojarse, da igual el tipo de manifestación crítica, la única condicionante es que el fluido crítico sea afín al de sus anteriores victimas.
  • Fase #2- Hospedaje. Una vez que la alimaña a identificado a su victima se introducirá en el movimiento para aprovecharse de sus virtudes de forma parásita sin importar su integridad.
  • Fase #3- Migración. La emergencia de movimientos es tan común en tiempos como el nuestro que a la fauna nociva no le importa acabar con su huésped a sabiendas de que podrá encontrarse otro pronto, impidiendo con esto el cambio.

Representación gráfica de la fauna nociva en fase # 2

Principal fauna nociva de la crítica social

El académico

Reconocido también como la sanguijuela más experimentada, se trata del ente más pernicioso pues ataca varios puntos vitales de los movimientos sociales. Una vez identificados los fluidos críticos que tiene el organismo colectivo se acerca bajo su camuflaje de experiencia ofreciendo posibilidades de perfeccionamiento para después legitimarse como parte del colectivo. Cuando el parásito ha anidado en el huésped, deposita sus huevecillos en forma de declaraciones y se marcha a buscar más victimas. En este proceso se mimetiza y comienza a aparecer en los medios simulando la voz y las ideas del huésped, de ahí que se les vea opinando de todo y quitándole la escena a los verdaderos artífices de la crítica.  Una vez que el movimiento ha sido infectado con las ideas viejas del parásito  se vuelve más inmune a los ataques de aquello a lo que se oponía e inicia su decaimiento.

Cuando la organización desaparece sin dejar rastro, el académico se regocija y se encuentra fortalecido pues conserva en su panza la imagen de aquel movimiento utilizándola nuevamente como camuflaje para atraer más presas. Se les identifica en las redes sociales como aquellos que emiten constantemente mensajes de algarabía y cambio mezclados con indicaciones de lo que “deben hacer”, escriben por doquier y en ocasiones aprovechan para hacer publicaciones “científicas” que aseguran la jerarquía que mantienen entre los de su propia especie.  Su principal presa son las ideas de los jóvenes.

“¡Es nuestro momento! amo a la juventud. Mañana estaré en entrevista en radio bla,bla,bla.”

El chairo

Este es más bien un ente pasivo que carece de las habilidades ideológicas para sobrevivir a solas, se mueve en grupos no muy extensos y se distingue por su monotonía discursiva. Se han registrado casos de colonias de esta especie que se mueven durante algún tiempo hacía los mismos huéspedes, pero también se ha documentado su poca capacidad de convivencia interespecie ya que no soportan la contradicción ante cualquiera de sus ideas. Este ser ataca principalmente a la imagen de las organizaciones críticas restándoles su credibilidad y alterando la organización de forma constante, por este motivo representan un problema endémico del nivel mediático y difusivo. En algunas ocasiones pasan de su estado larvario para convertirse en dirigentes de nuevas causas, mismas que carecen de sentido y que suelen atraer a las personas deseosas de invertir su fuerza crítica acumulada durante años. Por esto, las colectividades acríticas suelen denominarlos como los “pinches huevones que mejor se deben poner a trabajar”, mote con el que se termina adjetivando a todo grupo al que se le acercan.

Su procedencia es variable y se les encuentra por igual en ámbitos académicos y populares. Su período de vida suele ser corto debido a su mutación a otro tipo de fauna nociva. Algunos sugieren que su origen se remonta al decaimiento de la educación universitaria.

Los pseudoindignados

Constituyen un enjambre ensordecedor de seres que se hacen llamar originales con sus actos y reclamos. Se trata de una especie sumamente hábil para cambiar de piel ideológica pues lo mismo se les puede escuchar disgustados por el aumento al precio de la tortilla como por el aumento de disgustados. El simple hecho de que más gente pueda molestarse les molesta. Sus colonias se conforman de una gran diversidad de edades pero rejuvenecerse es uno de sus elementos claves, esto pretenden conseguirlo con el uso y consumo de diferentes gadgets tecnológico-informáticos. Son  asépticos ante el discurrir temporal más allá de la aparición o desaparición de sus modas. Todo ello debido a la cruda e imparable necesidad de identificarse como único o diferente.

Se les reconoce por definir lo que es “mainstream de lo que no lo es, pero además por quejarse de aquello que los mantiene vivos.

“¡O sea! que horrible que haya tanta clase política que abusa… aunque mi papá me mantenga mis lujos por ser diputado”

Advertencia final y recomendaciones

En el contexto de la nada en que nadamos, la presencia de un pseudo-cambio produce exaltación frenética porque la mejor forma de sentir que se existe, que se vive, que se mueve, es en estos tiempos el indignarse por algo. Ser un activista de teclado, un enemigo del mainstream que en el fondo sabe que no es antítesis de una situación, sino su amante más revolcado es una constante. Ante este panorama los nuevos movimientos críticos requieren de miembros adherentes y simpatizantes capacitados en identificar a la  fauna nociva antes descrita para evitar sus ataques sutiles, pues además son tan comunes y tan pequeños al verse desde la perspectiva del organismo crítico que suelen pasar desapercibidos.

Para el bienestar del cambio, esta fauna nociva no debe ser erradicada, pues son parte de los procesos humanos, pero si mantenida en límites que no transgredan la organización ni sus metas originales, ya sea alterando su cara pública, su integridad ideológica o la originalidad de sus propuestas. El movimiento #YoSoy132 no puede ignorar la presencia parasitaria en sus manifestaciones si pretende subsistir a las epidemias acríticas que las múltiples entidades  infectas (no descritas en su totalidad aquí) han legado al país.

Anuncios

Acerca de Psiconauta

Lector de los días, poeta de clóset y amante de la ciudad. @lo_psicosocial

¡ Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: